INGRATITUD

INGRATITUD

La ingratitud es la actitud contraria al agradecimiento, es el actuar distante y poco considerado de una persona que no valora los gestos de los demás o los detalles positivos que alguien haya podido tener hacia él. De este modo, una persona que es ingrata olvida con facilidad estos detalles. Así lo define el diccionario. Desconocer los valores de las personas, despues de haber hecho algo por ti o en beneficio de la comunidad es un acto de falta de humanidad.

En nuestro viaje a la inaguracion del  estadio de beisbol EDGAR RENTERÍA notamos dos detalles desagradables pertenecientes al protocolo de un acto tan importante. El pimer caso tiene que ver con la ausencia de un hombre de béisbol como lo es EDINSON RENTERÍA HERAZO, hermano del mejor Grandes Ligas que ha dado este pais y cuyo nombre lleva el NUEVO estadio de LA PUERTA DE ORO.

No hay explicación alguna para semejante exabrupto, para semejante muestra de desagradecimiento con una persona que se ha desvivido por el béisbol de nuestro pais, rescatando nuestra pelota despues que fuimos sancionados y expulsados por la MLB, al realizar mas de veinte temporadas profesionales sin ningun recurcurso estatal y, en más de una ocasión, utilizando su propio pecunio.

Es triste, Cuando la INGRATITUD aparece, y en el caso de Edinson a quien tenemos que agradecer las actuales relaciones del béisbol Colombiano con la MLB (que nos han llevado a el clasico Mundial)  y a quien le deben muchos jugadores su apadrinamiento en ligas menores incluido su Hermano Edgar.

Ls segunda muestra de INGRATITUD, hacia los grandes BALUARTES por parte de la organización del evento, tiene que ver con el impase que tuvo que soportar el ícono de la narración beisbolera: LUIS ALBERTO PAYARES VILLA, a quien le negaron el acceso al estadio porque no tenia boleta ni escarapela. A pesar de su enfermedad, el grande de la narración fue tratado como "uno más". El desconocimiento de nuestra historia, la ingratitud por quienes la han forjado, solo demuestran el grado de ignorancia de algunos "directivos" que se ufanan de estar dejando huella en el mundo del béisbol.

MAS RESPETO SEÑORES.

000