El Deporte Municipal

Con la ley 181 de 1995 se concretó el proceso de descentralización administrativo y financiero del deporte, asumiendo las entidades territoriales mayores responsabilidades y autonomía política, fiscal y administrativa del deporte.

Proceso que se inicia con el Estatuto de Descentralización en beneficio de los municipios del decreto ley 77 de 1987 que reglamentó la cesión del IVA a favor de los municipios y asume las funciones de construcción, dotación y mantenimiento de las instalaciones deportivas y recreativas, la ley 19 de 1991 sobre el Fondo de Fomento y Desarrollo Deportivo Municipal, la ley 60 de 1993 que dicta normas orgánicas sobre distribución de competencias y recursos de las entidades territoriales y la nación y se le asigna a los municipios unos porcentajes de los impuestos corrientes de la nación ( ICN ) y la ley 181 de 1995 que incorporó las Juntas Municipales de Deportes que venían funcionando conforme a la ley 49 de 1993 como entes municipales del deporte, la recreación, el aprovechamiento del tiempo libre y la educación extraescolar ( art. 68 ley 181 de 1995 ), tendrán a su cargo la construcción, administración y adecuación de los respectivos escenarios deportivos ( art.70 ley 181 de 1995 ).

La ley estableció un plazo de un año para la creación de los entes municipales de deporte, sin embargo, la ley 617 del 2000 exonera a los municipios que tengan dificultades económicas o sometidos a la ley de desempeño económico para que creen oficinas, secretarías o coordinaciones de deporte para que cumplan dichas funciones.

La diferencia es que los Institutos Municipales de Deportes son creados como establecimientos públicos con personería jurídica, autonomía administrativa y financiera.

Entre las funciones que le corresponde al municipio está el diseño del Plan Local del Deporte con sus planes y proyectos y velar por el cumplimiento de las normas urbanísticas sobre reservas de áreas en las nuevas urbanizaciones para la construcción de escenarios deportivos y de recreación ( art. 69 ley 181 de 1995 ), el fomento del deporte en edad escolar, la capacitación del personal para mejorar la calidad técnica del deporte, mejoramiento de las condiciones físicas y sanitarias de los escenarios deportivos y el equipamiento necesario para su práctica.

Si bien es cierto que los impuestos solo pueden ser creados por ley, los municipios y departamentos conforme a la descentralización y autonomía tributaria pueden establecerlos y reglamentarlos. Así pueden asignar porcentajes de ellos al deporte ( C 035 del 2009 ).

Para establecer un impuesto municipal se requiere de una ley previa que autorice su creación y sólo cuando se ha creado legalmente el impuesto, los municipios adquieren el derecho de administrarlo, manejarlo y establecerlo o cuando una ley autorice a las asambleas o concejos para crearlos como lo estableció la ley 2023 del 2020 con la tasa pro-deporte. La ley 181 de 1995 estableció claramente las fuentes de financiación del deporte municipal.