Qué le debemos a Los Guillén?

Con el final de la agitada temporada de Béisbol Profesional en Colombia, agitada no precisamente por la acción de los equipos en el terreno de juego, sino por el ambiente que desde afuera protagonizaron algunos, quedan preguntas por responder.

El ambiente agitado por algunos directivos, periodistas y aficionados que de la noche a la mañana fueron "graduados" en las redes sociales como "periodistas" y cuyos comentarios, en el chat auspiciado por La Liga y sus jefes de prensa, tuvieron tanto crédito que se convirtieron en argumentos para poner en tela de juicio la seriedad del torneo y la honestidad de los miembros de la Diprobeisbol, de árbitros, directivos de clubes y hasta de la misma Federación Colombiana de Béisbol, enrarecieron tanto el desarrollo de la pelota profesional colombiana que dejaron en el ambiente muchos interrogantes, incluído el titular de esta crónica, preguntas que esos mismos Directivos de Clubes, Diprobeisbol y Federación tendrán que responder.

Soy de los que cree que el Deporte y la Cultura son dos de las pocas actividades buenas que lavan nuestra marchita imagen ante el mundo; por esto se necesita que quienes desde las redes sociales, y algunos medios, cuestionaron y señalaron el arbitraje como la oveja negra del torneo y con esto dieron pie para que presenciáramos todas las payasadas de Ozney Guillen y posterior ataque infame de su padre a la organización de la pelota colombiana, digan con argumentos sólidos CUÁLES FUERON LOS PECADOS CAPITALES del cuerpo arbitral, salvo los concebidos reclamos por bolas y strikes, para tanto reclamo de Guillén hijo y el irreglamentario "corring" hacia primera base del pelotero de Caimanes Tito Polo.

Otra de las afirmaciones en las que se apoyó el payaso mayor, señor Ozzie Guillen, para descalificar y tratar de "mafiosa" a nuestra clase dirigente amenazando con "sapearla" ante la MLB y la Confederación del Caribe, fue la confabulación para legislar contra los cordobeses. Teoría alimentada durante toda la temporada por los mismos directivos de Vaqueros de Montería y divulgada por el mismo "grupito" de periodistas reales y de los que, en otra época por lo menos en Montería conocíamos como aficionados, ahora graduados en las redes sociales de "periodistas". Estas afirmaciones también deberán tener sustento y argumentos sólidos.

El otro hecho que motiva el interrogante que titula esta crónica, es la respuesta de la plana mayor de Vaqueros de Montería le dio a árbitros, Comisión Disciplinaria y a la misma Diprobeisbol, por las continuas expulsiones, producto de tantas payasadas en el terreno de juego, reclamando jugadas de apreciación que se sabe son irreversibles. Teniendo en cuenta, además, declaraciones desobligantes en las ruedas de prensa convocadas por la organización contra la administración por el manejo de los recursos recibidos. Frases irrespetuosas contra el arbitraje que motivaron la SUSPENSIÓN POR EL RESTO DEL TORNEO, del señor Ozney Guillén, a quien premiaron con el nombramiento de Gerente Deportivo, como si lo hecho fuera merecedor de un reconocimiento por parte del alto mando del club cordobés.

Esta actitud de los directivos Vaqueros contra la organización de nuestra pelota es, a nuestro entender, la que motiva en grado sumo al señor Ozzie Guillén a lanzar toda clase de diatribas y amenazas contra todo el estamento beisbolero de nuestro país con el silencio alcahuete, no solo de los directivos de Vaqueros sino de la Diprobeisbol, del mismo "grupito" de periodistas reales y de los que, en otra época por lo menos en Montería conocíamos como aficionados, ahora graduados en las redes sociales de "periodistas" y la misma Federación con sus ligas afiliadas, con la excepción del Archipiélago de San Andres y Providencia que, con un comunicado, protestó por el irrespeto de los venezolanos y respaldó al ente rector de nuestro Béisbol, es lo que nos hace pensar, hasta que nos demuestren lo contrario, que algo se les debe a los Guillén en Colombia.

Será que alguien del grupito de periodistas reales y los que en otra época, por lo menos en Montería conocíamos como aficionados, ahora graduados en las redes sociales de "periodistas", de la Diprobeisbol, de la Federación o de Vaqueros nos responde, en Colombia ¿QUÉ LE DEBEMOS A LOS GUILLÉN?