Policía oriundo de Sahagún lesionado en marcha del 21 de noviembre

El Policía sahagunense Humberto Rafael Coronado García, de 27 años, fue uno de los uniformados lesionados durante los desmanes del pasado jueves 21 de noviembre en Bogotá.

Cuando las noticias registraban por la televisión las desgarradoras escenas de revoltosos agrediendo con piedras y papas bombas a los policías que le hacían frente a la refriega, en Sahagún los padres de Coronado García, jamás pensaron que su hijo protagonizaría una de las imágenes que tanto repudio despertó entre los colombianos: policías apedreados y llevados a las urgencias.

Humberto Rafael Coronado García de 27 años, tiene cerca de 4 años en la Institución y hace parte de las Fuerzas Disponibles de la Policía Metropolitana de Bogotá. Al igual que él, su esposa, Karen Duarte, es patrullera de la Policía y está a punto de dar a luz.

Humberto Coronado y Miriam García, son padres de los 9 hermanos del policía agredido y ellos se enteraron de lo ocurrido a su hijo cuando alguien los llamó para informarles que lo habían visto por la televisión en el momento en que lo auxiliaban bañado en sangre.

Coronado García fue atacado por varios manifestantes del paro y recibió golpes con piedras, palos, botellas y patadas que le ocasionaron pérdida del conocimiento, por lo que tuvo que ser llevado a la Clínica de la Policía donde lo suturaron 30 veces en el rostro y le dieron 8 días de incapacidad.

El uniformado en entrevista con nuestro corresponsal en Sahagún vía telefónica manifestó estar agradecido con sus compañeros por haberlo auxiliado; "agradezco a mis familiares, amigos y a toda la gente que se solidarizó con mi caso. Pido a las personas que atentaron contra mi que piensen que nosotros somos seres humanos, que cumplimos un deber, que nuestra misión es proteger la vida, honra y bienes de la población".