Juegos Nacionales para Córdoba: Fiasco Total

Todo se ha consumado. El deporte cordobés está cerrando el año con algo que, todos quienes trabajan en estos menesteres, sabían lo que iba a suceder: El fracaso en los JUEGOS NACIONALES de Cartagena.

Hablar de resultados deportivos sobra, porque no se podía esperar nada de una delegación que nunca se preparó. Ese barco llamado CÓRDOBA, y sus ocupantes, partió a Cartagena sólo para hacer presencia y así ser utilizado por la corrupción para dilapidar unos recursos que llegaron dos días antes de la competencia. Recursos asignados por la gobernadora de Córdoba dos días antes de partir, luego de haber descabezado al director en propiedad, Mario Argel García, y nombrando otro de manera "express" para que se prestara para semejante adefecio.

Y aquí se entra en aguas profundas porque sí se viene alguna investigación y se comprueba que se dispuso de los recursos del Estado a sabiendas de que no se va a obtener ningún resultado, puede configurarse un delito sí se comprueba que no fueron bien utilizados. El deporte de Córdoba ha tenido páginas brillantes a nivel nacional y mundial, gracias al esfuerzo y sacrificio de deportistas amateurs y profesionales; ejemplos vivientes: Happy Lora, Liliana Palmera, Leici Santos, Alfredo Morelos, Álvaro Hodge y pare de contar. Pero el pasado en cuanto al respaldo de los gobernantes ha sido nulo, negro y ofensivo como aquella expresión lapidaria de una exmandataria hablando de premiar a los atletas con "medallas de cuero".

Sólo puede culparse totalmente de toda esta hecatombe al gobierno departamental en cabeza de una mandataria "interiorana" que sólo vino a veranear en un encargo producto de la corrupción, y que pasó sin pena ni gloria eso si, siendo inteligente para sostenerse, sonriéndole a los políticos y asegurando una buena pensión. El deporte cordobés no era una de sus prioridades.

En el futuro, los gobernantes elegidos para el próximo periodo, dicen que todo va a cambiar en las políticas deportivas, pero eso está por verse. Es más, esto va a seguir igual o peor, porque ganaron los mismos con otras caras y huellas digitales.